La Navidad está en el ambiente: ya están las calles iluminadas, las tiendas han sacado todo el arsenal de adornos, nos bombardean los anuncios de juguetes y perfumes….

Estas fechas son especiales para todos, pero más aun para los más pequeños de la casa. La espera de Papá Noel y los Reyes Magos es realmente emocionante para ellos.

Estas fechas suponen una salida de la rutina diaria para todos, y los niños se ven afectados por estos cambios y a la mayoría le cuesta bastante gestionarlos. Las rabietas, las frustraciones, las peleas entre hemanos y primos…. en tiempo de vacaciones están a la orden del día.

christmas-kids-1073567_1280

Es complicado mantener la calma cuando estás en plena reunión familiar y tu pequeñ@ estalla en una rabieta tremenda porque quiere tocar el árbol y la tía Sonsoles le ha dicho que no puede, o quiere el juguete del primo Guille y no se lo deja… A la rabieta de tu hij@ se unen las críticas y las opiniones sobre como debes abordar la situación por parte de la familia… todo un reto.

¿Qué se hace en estos casos? Te voy a contar lo que yo hago:

Lo primero de todo es atender a tu hij@. Lo mejor contra las rabietas es evitar que se produzcan, pero hay situaciones que son inevitables, así que si ha estallado, tienes que afrontarla.

Apartaos tu hij@ y tú hacia una estancia tranquila, abrázale y hazle sentir tranquil@ y segur@. No trates de hablarle ni explicarle nada porque su cerebro, por más que lo intente, no puede procesar ninguna información en este momento. Ya habrá tiempo después para dar explicaciones.

Mantener la calma cuando tu hij@ está en plena rabieta es mucho más fácil que cuando te enfrentas a las críticas de los adultos, créeme, así que ahora viene la parte más complicada.

Cuando vuelvas a la reunión te encontrarás con consejos que no has pedido sobre como criar y educar a tu hij@, y aquí tienes dos opciones:

  1. ser asertiva y dar explicaciones
  2. ser diplomática y no dar explicaciones

Mi experiencia personal es que en estos casos vale la pena no entrar en discusión con nadie (y menos si es familia) , poner una sonrisa, dar gracias por el consejo recibido y no entrar en más conversación al respecto.

Lo mejor de la Navidad es poder pasarla todos juntos disfrutando de la suerte que es tenernos los unos a los otros.

Feliz Navidad!!! 😉

Mayte F. Lurbe

Directora de www.farmaecologica.com

Co-directora de www.renovatioeducacion.com

Guardar

Guardar

¿Preparada para las vacaciones de Navidad?
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *