Si te has fijado, una de las cosas que siempre andas pidiendo a tu hijo es que no grite:

  • Grita para llamarte aunque estés a cinco centímetros de distancia de él.
  • Grita para pedir la merienda.
  • Grita para decir que te quiere (aquí no te importa nada que grite)
  • Grita para pedir que le limpies los mocos.

Y así nos pasamos el día, oyendo gritos y pidiendo que no lo haga más.

Parece que tu técnica para evitar los gritos de tu hijo no es muy efectiva porque muchas veces acabas diciéndole que no grite mientras tú también lo haces. Ya sabes eso de “predicar con el ejemplo”, así que párate a pensar (ardua tarea enesta situación) y en lugar de lanzar un grito date cuenta que lo mejor es bajar la voz, hablar bajito, para que tu hijo reaccione y baje su tono de voz.

Pero ¿por qué grita tu hijo?

Yo tengo varias teorías comprobadas con mis hijos, y que te voy a exponer aquí:

Gritan porque pasan muchas horas en la escuela

Tener que pasar bastantes horas quieto, callado, atendiendo (a veces a algo que no le interesa nada en absoluto) …. yo también gritaría. De hecho en el patio del colegio se oyen muchos gritos.

Conclusión: los niños gritan para desahogarse (como yo)

Gritan porque piensan que así les entenderemos

¿Sabes cuando alguien habla con una persona extranjera que no entiende bien nuestro idioma y acaba hablando muy despacio y levantando la voz?

Si no corres a su primera llamada, tu hijo gritará porque cree que no te has enterado,no has entendido lo que te está pidiendo ni lo urgente que es para él,  aunque te esté viendo con las manos mojadas y llenas de jabón porque estás lavando los platos.

Aquí es cuestión de enseñarles a cultivar la paciencia.

Tu hijo grita porque tú gritas

Si la mayor parte de las veces que te comunicas con tu hijo lo haces a gritos:

  • Recoge los juguetes
  • Es la hora del baño
  • A la cama
  • ¿¿Has hecho los deberes??
  • ¡¡Te quieres estar quieto!!
  • ¡¡Te he dicho que no chilles!!

¿Te suenan estas frases? Visualízate diciéndolas y verás como casi siempre las dices elevando la voz.

Cuando seas consciente de que vas a gritar, respira hondo y haz todo lo contrario: acércate a tu hijo y dile lo mismo que le ibas a decir a voz en grito pero en voz relajada, calmada y suavemente… no sabes el poder de convicción que tiene esto.

Mayte F. Lurbe

Directora de www.farmaecologica.com y co-directora de www.renovatioeducacion.com

¿Por qué gritan los niños?
Etiquetado en:                    

Un pensamiento en “¿Por qué gritan los niños?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *