Hoy en día se habla mucho de la importancia de recuperar “la tribu”. Pero….¿qué quiere decir TRIBU?

Según la R.A.E., una tribu es un grupo social primitivo de un mismo origen, real o supuesto, cuyos miembros suelen tener en común usos y costumbres.

Parece que visto así, hacer tribu es muy sencillo, pues tenemos muchos usos y costumbres muy parecidos a los del vecino, pero ni siquiera sabemos como se llama.

Atreviéndome a ir un poco más allá, la “tribu” a la que me refiero es la que está formada por un grupo de personas con los mismos (o muy parecidos) intereses y que están comprometidos con la crianza y la educación de sus hij@s, bien sean los propios o los del resto de los miembros.

Criar en tribu es importante y valioso no sólo para los niños, sino también para las madres y padres.

Para las madres que llevamos la mayor parte de la carga de la crianza, criar en tribu es algo esencial y necesario, más todavía si se está lejos de parientes y amigos que puedan colaborar. Nadie (y quiero decir ninguna persona en el mundo) es capaz de estar las 24 horas del día sola ocupándose de los niños (o sea, criando). Es humanamente insoportable a nivel físico y emocional.

El poder compartir la crianza con otras personas afines nos hace estar rodeadas de otros adultos que nos comprenden, nos apoyan y nos ayudan, a la vez que colaboramos. Esta manera de compartir es muy liberadora a nivel psicológico y físico.

Al estar rodeada de más niños además de los nuestros, nos damos cuenta de las diferencias y de las características que definen a nuestros hijos y los hacen especiales, lo cual al estar aisladas es difícil de ver en ocasiones.

Esto de criar en tribu es algo que tampoco está tan lejano en el tiempo: nuestras abuelas criaban a los niños junto a los de las vecinas y familiares, y se ayudaban las unas a las otras, los abuelos también atendían a los niños propios y de los vecinos, a todos juntos.

En estos tiempos que corren donde reina la desconfianza en el prójimo y el recelo, donde se premia la competitividad y el llegar a la meta cuanto antes sin contar con nadie, hemos olvidado lo más básico: somos seres humanos y necesitamos de otros seres humanos por naturaleza.

Mayte F. Lurbe

www.farmaecologica.com

www.renovatioeducacion.com

Criar en Tribu: lo que hemos perdido
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *